24.9.13

Gotas de verdad.

Hay mentiras agriamente cínicas servidas en bandeja de plata para "ayudar al personal" que solo sirven como limpieza de moral barata a aquellos pobres de conciencia intranquila.
En este grupo podemos encontrar tales como "no volveré a enamorarme" o "es la última vez que como de esto" y por supuesto "este año pienso cumplir todos mis propósitos y ser mejor persona". Mentiras que nada más salir de la boca del propietario languidecen y se funden con el viento -diría que son arrastradas por este, pero ya ni siquiera existen-.

Y es que los principios de muchos se basan en ellas, como si fuesen la coartada perfecta, la solución divina a sus problemas o la justificación que necesitan para encontrar "la paz interior". Como si la verdad hubiese sido embotellada con un certificado de la más alta calidad y fuese excesivamente caro conseguir unos litros de ella.

Unos litros de verdad. ¿No es para volverse loco? Cualquiera al que se le plantease semejante idea no podría menos que reír ante la ocurrencia. 

Pero ciertamente a algunos le hacen falta unas gotas de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.