9.10.13

Lilium

solo nos quedó silencio
silencio vacío
silencio muerto.
silencio que se nos escapaba entre las manos
como bolas de mercurio
como arena entre tus piernas
como un suspiro efímero
se nos iba.
y se nos iba el tiempo
se nos iban las sonrisas
y los te quiero a las cinco de la mañana
se nos iban por entre los huecos de las persianas
que yo echaba, porque bueno, no me gusta el sol.
me gusta la lluvia
y me gustan tus ojos,
pero no me gusta la lluvia en ellos

no dejes que se estropeen nunca.

2 comentarios:

  1. ¿Y si llueve desde dentro? Digo, que hay lluvias sentimentales que son bon-i-preciosas.

    Con amor, Siberia.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá pudiese ver más lluvias interiores en los ojos de la gente, pero no se dejan.

    Con más amor, Cocaine.

    ResponderEliminar

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.