6.10.13

Tú.

Escribo torcido
hasta en papel de líneas,
quizás porque no me gustan las reglas
o las líneas en sí.

Quizás porque si me quedo al inicio de una
no llego al final de otra
y no me gusta dejarlas solas
porque, como sabes, odio la soledad.
(Aunque me la infrinja yo misma
en mis noches tontas).

Pero por favor, no hablemos de ese tema.
Hablemos de ti, de tu espalda y de sus pecas
que sigo con el dedo creando constelaciones mías
y tuyas, si quieres.

Hablemos del tiempo de tus ojos,
si hoy han amanecido nublados
o soleados
o nieva. 
¿Nieva hoy en tus ojos?
No, no me lo digas,
en verdad quiero averiguarlo yo sola
porque me gusta cuando me miras
y me retas
y me dices
"eres preciosa"
y yo siempre te lo niego
porque me gusta la negación, cosas mías
porque me gusta cuando tus labios
hacen el amor con mis hombros
y cuando tus manos
se pelean con las mías
por ver quién llega más rápido.

Me gusta hasta cuando te vas
porque eso significa que vuelves
y si vuelves
hay fiesta en mi cabeza
y en mis labios
esos que besas
sin temor a incendiarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.