26.11.13

210

Dicen que "acostumbrarse es otra forma de morir"
y he empezado a tener miedo
porque estoy tan acostumbrada a contar
los días en los que te echo de menos
que me he perdido entre los suspiros.

Doscientos diez
doscientos nueve
doscientos ocho...
¿has visto como pasa el tiempo?
Tan solo dos horas antes era ayer
y tú estabas aquí, susurrándome
que la nostalgia no es más que una excusa barata
para decir lo mucho que quieres a alguien.

Todo tan cierto, joder, que a veces me asustas
mi mente me asusta
y por asustar, asusta
hasta el más ínfimo de los temores;
ese que apenas notamos
pero que si miras muy hondo
en el fondo de tu vientre
aparece.

5 comentarios:

  1. Eres una diosa de las palabras, sigue así y llegarás lejos. Aquí tienes a alguien que siempre te apoyará en todo, un abrazo. De la Cereal.

    ResponderEliminar
  2. Me siento muy identificada con este poema. Joder, me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Perdón por no haber respondido antes, ¡muchísimas gracias a las dos!

    ResponderEliminar

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.