8.11.13

Ocho veces suicida.

Encontré a una chica ocho veces suicida
corriendo con dos minutos de prisa por el interior de mis venas;
una, cuando le entregó su alma a esa putada que es la poesía,
dos, cuando decidió que amaba la lluvia que dolía en los huesos,
tres, cuando quiso drogarse con la cocaína anidada en su corazón,
cuatro, cuando le pidió a un extraño que la reescribiera al completo,
cinco, cuando pensó que gritar al viento su nombre no traería ninguna consecuencia,
seis, cuando se desvistió entre líneas; y maldita ignorancia que no supo prevenirla,
siete, cuando le pintó dos alas negras a aquellos besos de diciembre
y ocho, cuando dejó que las cicatrices de su piel
se fuesen de nuevo a la guerra.

2 comentarios:

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.