4.12.13

The girl who wanted to be a Friday.

La chica que quería ser viernes
tenía la lluvia incrustada en las mejillas
y soñaba con cortar cabezas de lobo
cuando el fa bemol de sus pulmones
marcaba las doce y media en el polo sur.

La chica que quería ser viernes
enroscaba los recuerdos en sus muslos
y, sin necesidad de tinta permanente,
lucía orgullosa
sus secretos más profundos.

La chica que quería ser viernes
también quería ser adicción
monotema
y recurrencia;
porque estaba empezando a desarrollar
un deseo infinito
que orbitaba al tiempo que los satélites de Júpiter.

Así que la chica que quería ser viernes
a menudo abría su paraguas interior
para protegerse de los comentarios jocosos del mundo,
porque quién sino ella era la culpable
de esas cicatrices interiores
en las que solía ahogarse a menudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.