1.1.14

De nuevo, planetaria.

Desde Urano se ve a Saturno
en el quinto de tus lunares anillados,
porque siempre fui aficionada a los planetas
y a menudo divagaba por el Cinturón de Orión.

Mientras Mercurio se pelea por tu iris
y Venus reclama un centímetro de tu espalda
yo, que de satélites carezco
aspiro simplemente a un suspiro tuyo con mi nombre
-que no es poco-
y una noche de insomnio para aficionados
de esas que se venden en paquetes de dos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.