25.2.14

Enero.


Eran las dos de la mañana
y yo aún me hallaba contando
los minutos que faltaban 
para hacerme de noche. 
“Tienes la sonrisa rota más bonita que he contemplado nunca” 
murmuró en mi nuca;
“siempre tan invierno, niña".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.