31.3.14

Insomnia se encuentra a sí misma.

Habito en el número cincuenta y uno de tu espalda
todo recto hacia mi amanecer;
dejándome las palabras en el cenicero
y el oxígeno fuera de los pulmones:
a contrarreloj, a contra mí, por ti.



No quiero ser la Oniria que encuentra a su Insomnia
sino la Insomnia que se encuentra a sí misma
y se gusta,
siendo lo suficientemente inteligente
como para no enamorarse de un puente
porque sabe que te abrazan
pero no te protegen de la caída
y tiene miedo de desaparecer.

En doscientas noventa y nueve calles me he perdido
y en cuatrocientas veintidós me he buscado:
llena de destrozos
ojos a punto de estallar en tormenta
y sin una brújula que marque mi norte,
es decir,
tus labios.

2 comentarios:

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.