10.3.14

Sobre miradas y autobuses.



Hacia la octava supernova. Ese era el camino que debía tomar para acabar chocando contra tus labios con tanta fuerza como me permitía mi oleaje. Nuestro oleaje. Tú lo producías; aquel aleteo de mariposas escamadas que, estúpidas y ciegas, rebotaban una y otra vez en las paredes de mi estómago. Nunca había sido chica de esa clase de metáforas pero tal vez
y solo tal vez
aquella era la adecuada en ese momento. Ya sabes, yo era de las que tal como escupen las palabras por el bolígrafo, podían hacerlo por la pistola. Y de las que nunca fumaban cigarrillos porque ellas eran el mejor método de autodestrucción a largo plazo. Tal vez
y solo tal vez
debiera considerarte como el enemigo de un atentado sin premeditar contra mi felicidad momentánea, por eso de que cada vez que clavabas tu mirada hielo-primavera en mi iris cafeína, la estrella polar soñaba con vestirse de musa para inspirar mis poemas.

(Tal vez
y solo tal vez
necesitas que te aclare 
que yo jamás escribo cuando nada duele).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.