14.9.14

Sobre el corazón y sus usos.

Corazón. (Del lat. cor). Órgano que sirve para bombear sangre. Órgano que sirve para mantenernos con vida. Órgano que sirve para que nos hagan añicos usándolo como arma. Órgano que sirve para llenarnos de llagas por dentro. Nunca os fiéis de una persona que ha hecho más de diez promesas en su vida, tiene el corazón enjaulado. Nunca os fiéis de una persona que no tiene miedo, porque tampoco tiene corazón. 

Puedo contar con los dedos de una mano las veces que lo han tocado con permiso; a las que no, les he cerrado la puerta de mi vientre en la cara porque no quiero volver a verlas. 

Qué envidia de la gente que no tiene el corazón con toda la maquinaria de soñar en marcha. Qué envidia de los que lo tienen a bajo cero y ni los labios que marquen el termómetro más alto pueden derretirlo. Qué envidia de los que nunca han jugado con él a hacer un castillo de naipes y les han derribado toda la baraja; un castillo de piedra y ni siquiera vacilaron ante el foso. Supongo que no se puede escribir un cuento de hadas sin que la princesa acabe con el príncipe, pero eso es porque el dragón nunca tuvo corazón para amarla.

De las personas que lo utilizan como pretexto -cualquier pretexto- no tengo envidia. No puedes conseguir algo con un corazón al que has olvidado darle cuerda; pero a veces, este se da cuerda solo y no para. No baja la velocidad. No frena aunque sabe que el muro, el precipicio, está delante; que va a caer, chocarse, trabarse y volver a permitir que le hagan daño. 

Cuando pierdes el control sobre tu propio corazón, lo único que puedes hacer es rezar por que ya vaya magullado de casa.

1 comentario:

  1. De nada sirve que intentes controlar quién llega y quién no, de nada.

    ResponderEliminar

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.