29.2.16

Inferno

En el infierno de Dante ardieron mis huesos
y ahora le rezo al diablo en busca de una oportunidad de purgar mis pecados;
pero solo llora.

Así le recuerdo que, un día
él también fue un ángel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nulla dies sine linea. Con la tecnología de Blogger.
(still) © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.